Procuración

La persona que estudie Procuración será un /a graduado/a con formación teórico–práctica en el área del Derecho, con acreditados conocimientos y capacidades que le habilitan para elaborar escritos correspondientes a los alcances del Título, desempeñar funciones en la administración judicial, en la administración pública, en estudios jurídicos o como gestor/a jurídico/a, entre otros. De esta manera, se pretende que quién se gradúe de esta carrera: a) adquiera una formación universitaria que le permita conocer las principales concepciones acerca del Derecho y del Estado; b) esté capacitado para intervenir, en el marco de sus incumbencias, en la resolución de problemas del ámbito del derecho; c) esté dotado de conocimientos y capacidades valederas para la realización de gestiones jurídicas en el ámbito privado y público, jurisdiccional y administrativo.

Objetivos

Se pretende que el graduado de esta carrera:

a) Adquiera una formación universitaria que le permita conocer las principales concepciones acerca del Derecho y del Estado.

b) Esté capacitado para intervenir, en el marco de sus incumbencias, en la resolución de problemas del ámbito del derecho.

c) Esté dotado de conocimientos y capacidades valederas para la realización de gestiones jurídicas en el ámbito privado y público, jurisdiccional y administrativo.

Perfil y alcance del título

Perfil del Título
El Procurador será un graduado con formación teórico – práctica en el área del derecho, con acreditados conocimientos y capacidades que lo habilitan para:

  • Elaborar escritos correspondientes a los alcances del Título.
  • Desempeñar funciones en la administración judicial.
  • Desempeñar funciones en la administración pública.
  • Desempeñar funciones en estudios jurídicos o como gestor jurídico

Alcances del Título
Conforme el plexo normativo vigente (Ley Nacional 10.996/19 – Ley Provincial 3/62 – Resolución Ministerial Nº 1560/80), el título de Procurador faculta a:

  • Representar en juicio o proceso o fuera de él bajo patrocinio letrado.
  • Presentar con su sola firma aquellos escritos que tengan por objeto activar el procedimiento, acusar rebeldía, deducir recurso de apelación general, los de mero trámite.
  • Interponer los recursos legales contra toda sentencia definitiva adversa a su parte y contra toda regulación de honorarios que corresponda abonar a la misma, salvo el caso de tener instrucciones por escrito en contrario de su respectivo comitente.
  • Asistir por lo menos en los días designados para las notificaciones en la oficina, a los juzgados o tribunales donde tengan pleitos y con la frecuencia necesaria en los casos urgentes.
  • Presentar los escritos debiendo llevar firma de letrado los de demanda, oposición de excepciones y sus contestaciones, los alegatos y expresiones de agravios, los pliegos de posiciones e interrogatorios, aquellos en que se promueven incidentes en los juicios, y, en general, todos los que sustenten o controvierten derechos, ya sean de jurisdicción voluntaria o contenciosa.
  • Concurrir a las audiencias que se celebren en los juicios en que intervengan.
  • Realizar representaciones judiciales y administrativas.
Planes de estudio